miércoles, 12 de agosto de 2009

JUAN BAUTISTA CANUT DE BON GIL


Nació en Valencia, España, el 1 de octubre de 1846.

A los 18 años ingresó a la Orden de la Compañía de Jesús (jesuitas) en Balaguer,Lérida.

A los dos años de formación y emitidos sus votos religiosos, fue destinado al colegio de Tortosa, a cargo del taller de sastrería. Sin embargo la situación política de España enfrentada en las Guerras Carlistas entre clericales y Laicos hizo difícil su permanencia en el país. Fue destinado destinado a Argentina donde aprendió Homeopatía y luego pasó a Chile donde el 30 de abril de 1871 se retiró de la Orden Jesuita

(pasando la cordillera a lomo de mula) se radicó en Los Andes dedicándose a la compraventa de telas Fue enviado a Valparaíso donde estuvo muy poco tiempo pues allí, lo asegura un documento se retiro el 30 de abril de 1871. y Ese mismo año, el 5 de agosto, se casó contrajo matrimonio con Virginia Robles Aguilar,Su familia queda constituida por una totalidad de 10 hijos, de lo cuales sobreviven al parto y a los primeros años de existencia tan solo cuatro: Salvador Alfonso, Carlos Elías, Eva y Juan Barack. En 1878 su hijo Carlos Elías es bautizado por David Trumbull.

En diciembre de 1876, según el Diario de Vida de Canut de Bon, encontró un nuevo testamento en un andén de una estación de Ferrocarril, proveniente de la Sociedad Bíblica de Valparaíso episodio que transformo su vida: "fue mi "Primer encuentro que tuve con el Evangelio".

En 1880 tendrá oportuninidad de conocer al predicador Robert McLean del que se hizo amigo. Se transformará en elprimer predicador en lengua hispana en Chile "Gracias a la Misión de Mac- Lean he encontrado esta salvación tan grande a mi alma". El Periódico Evangélico, editado en Inglés "The Record" escribe de él en diciembre de 1879: "Hace dos años atrás, un inteligente Español, a la sazón residente en san Felipe, se hizo ardiente amigo del Evangelio de Jesucristo"

Hasta 1880 Juan Canut de Bon recorrió el país vendiendo Biblias y tratados. Corto tiempo, sin embargo, suficiente para ser reconocido como “el Canuto” y recibir las innumerables degradaciones de parte del sector católico.

Durante los días que Canut de Bon fue colpoltor bajo el auspicio de la Misión Presbiteriana, ya se generaba un diálogo, quizás antes no evidenciado, entre los sectores populares católicos y el protestantismo. El pastor Canut ideó varias estrategias que facilitaron el rápido acceso de la Sagradas Escrituras a la población, acción que fue rápidamente invalidada por los líderes parroquiales católicos que quisieron impedir la democratización de la lectura bíblica. La revista Record lo ponía en evidencia

Posteriormente se traslada a Concepción, para ayudar en la Iglesia a Robert Mac Lean. Pero graves conflictos internos entre los hermanos Mc Clean y otros misioneros, y graves dificultades que el mismo experimento, crearon una amargura que se expreso en su predicación y en marzo de 1881 fue despedido de sus funciones. En su desilusión, Canut llego a dudar la realidad de su reacción en contra del Romanismo, y no solo renuncio al protestantismo sino que tres años mas tarde, en Curico fue readmitido a la Iglesia Católica.

Lo más probable es que Canut se convence de su error al intentar volver a la iglesia católica, y, estudioso de la Biblia, experimenta su propio reencuentro con Jesucristo como su Salvador. En el año 1889 se traslada de San Felipe a Santiago, donde tiene oportunidad de conocer a LaFetra, el cual se convence de la sinceridad y madurez de la fe evangélica de Canut, y de sus dones como predicador y posible Pastor. Canut es incorporado a la naciente lglesia Metodista como miembro y "exhortador".

AI iniciarse el año 1890, en cumplimiento de los acuerdos de la Conferencia Misionera celebrada en enero, el Dr. LaFetra, contando con los fondos de superavit del Santiago College, procedió a contratar como pastor a tiempo completo para la obra religiosa en español en La Serena y Coquimbo al medico homeopático de origen español, Juan Canut de Bon. En enero de 1890, LaFetra lo nombra como pastor a La Serena donde Canut llega a principios de febrero para iniciar su histórico pastorado.

Tres años duró el pastorado de Canut de Bon en La Serena, pero su primer año fue el de mayor prueba, pero a la ves de mayor crecimiento. Su predicación llena de fervor, pero a la vez polémica de la Iglesia católica, (a la cual se refiere en sus cartas como la Iglesia del Anticristo), avivó a la congregación y atrajo a muchas almas nuevas Esto despertó una furiosa reacción de parte del clero, y elementos fanáticos iniciaron acciones hostiles que culminaron poniendo en serio peligro a Canut de Bon y su familia.

En el año 1892, por cuatro meses, acompañado por un colportor chileno, visitó los pueblos del Valle del Huasco, predicando y vendiendo Biblias. Fueron perseguidos pero las autoridades civiles los protegieron

En 1893 fue enviado a Concepción. Temprano en su pastorado que duro solo un año, se organizo la iglesia chilena, para lo cual pudo contar con la cooperación de los profesores de los colegios metodistas. El Dr. Canut fue muy dinámico. Distribuyo muchos tratados. Invito a muchas personas. Lleno las ventanas con avisos llamativos. Con todo solo se pudo conseguir una pequeña concurrencia, tan diferente a La Serena donde había sido perseguido pero donde pudo atraer a multitudes y conseguir convertidos. Durante el año hizo viajes a Angol, Los Ángeles, Traiguén, Victoria, Temuco, Nueva Imperial y otros pueblos pequeños del interior. En Nueva Imperial ha conversado recientemente con caciques importantes, todos los cuales se mostraban deseosos de oír la Palabra." Este habría sido el primer contacto de la lglesia Metodista con el pueblo Mapuche.


La Conferencia anual de 1896 decidió trasladar a Canut de Bon de Angol a Santiago con la esperanza del que pudiera mejorar de salud en un clima más benigno y que por su merecida fama de anunciador del evangelio formara la primera congregación metodista de habla hispana en la Capital, sin embargo su salud siguió empeorando y no le fue posible realizar cultos públicos. Después de largos mese de enfermedad durante la cual se vio lleno de gozo y de paz fallece el 9 de noviembre de 1896 a la edad de 50 años.

Fue un pastor evangélico del siglo XIX, predicó denodadamente el reino de Dios, ganando para sí el apelativo cargado de una connotación indigna y burlesca. Incluso, el diccionario de la Real Academia de la lengua española ha establecido al término “canuto” una acepción, señalando que es el “Nombre que el pueblo de Chile da a los Ministros y Pastores protestantes”

CANUTO: Como hecho que pasaría a la historia del Evangelio en Chile, se destaca lo que rebasó la copa de amargura del valiente Pastor y ex sacerdote jesuita, cuando pasa por las calles, la gente le insultaba con improperios de todo tipo. Nuevamente las actas de la Iglesia Metodista Episcopal de La Serena nos alumbraban a este respecto cuando dice que el Pastor Canut de Bon: “…se dedicaba a la obra con todo esmero. Por este motivo se le veía a todas horas en la calle. Validos de esto, los niños de La Serena, inventaron decirle donde lo encontraban:” Canuto…”. Este fue el principio y motivo para que se propagara este apodo a todos los que íbamos a los servicios religiosos. De los niños pasó a los más grandes, y estos ya no era por burla, sino que había degenerado en groseros insultos…”.

EL TESTIMONIO DEL PASTOR DE LOS CANUTOS: Las expresiones vivénciales del Pastor son mas que elocuentes a la hora del recuento. La obra de evangelización se desarrollaba en medio de un combate en el que ambas facciones no se daban ni pedían cuartel. Canut de Bon sigue adelante en la prédica, visitando enfermos y pobres, oficiando matrimonios y sacramentos bautismales, debatiendo en la prensa y ante las autoridades civiles y policiales…recibiendo insultos, pedradas y hasta golpes de parte de sus detractores. Lo vive, lo sufre, lo llora en su carne y en el temor de su familia. Es una loca odisea de fe, en la cual enseña el amor, aun en aquellos que le detractan y le menosprecian. Un extracto de misiva remitida al Reverendo La Fetra es el desnudo testimonio de su vivencia en la nortina ciudad de La Serena: …”Cuando salgo por la calle todos los días, no se oye más que gritos al lobo canuto, al apostata, el diablo, al loco, Toda la gente a las puertas. Yo, saludando. Alguna pedrada de estos trae muchas cuestiones y no son gente baja sino jóvenes, niños y mujeres decentes. Los pobres me defienden…Los conventos todos los días predican contra mi. Yo creo que alguno de mis hijos va a ser el primer mártir de Jesucristo. Ellos tienen ahora mas fe, aman a Jesús. Mi Virginia (esposa) esta conforme, pero tiene miedo que maten a los niños. Yo deseo que usted haga una visita a Balmaceda y ponga en su conocimiento lo que sucede…”



REFLEXION: Es tiempo que aparezcan evangelistas, misioneros, predicadores, cristianos de valor, atrevidos y visionarios, que con el ejemplo de Canut de Bon y otros, supieron enterrar el arado con esfuerzo, sacrificio y lágrimas para que fuéramos alcanzados por el Evangelio de Jesucristo y nos resta llevar estas noticias de amor a otros que aun se aferran a creencias erradas y no llegan al conocimiento del Único Dios de Amor.

6 comentarios:

  1. Felicitaciones.
    Desde mi pueblo, Río Tercero, en Córdoba, Argentina, salió el misionero sueco Samuel Gustavson a predicar en Santiago. Allí trabajó en la obra misionera de las Asambleas de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Bendiciones Hermanos por esta informacion, saludos desde Puerto Montt

    ResponderEliminar
  3. Deberían hacer una película o un documental sobre esto,es historia valiosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El buen Señor escucho sus palabras
      https://www.youtube.com/watch?v=jNd2kH_yqNU

      Eliminar
  4. Gracias por mostrar la historia tal cual es
    Muchos se ofenden cuando les dicen canutos y no entiendo den el honor de este apodo
    Gracias por aportar con historia ya que nos cerramos mucho en la bi Libia y nos olvidamos de la vida cotidiana llamada historia
    Que Dios los bendiga enormemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los pastores protestantes (sea cnutos, weslerianos, luteranos, wyclefrianos , quaqueros, y hasta a los testigos de jeova gracias a Charl Tase Russell) no les conviene que los seguidores sepan o indaguen en el pasado, ya que se darían cuenta que están siendo estafados. que los han separado de la raíz cristiana de hace dos mil años.

      Eliminar