martes, 12 de enero de 2010

¿Quiénes son los Bautistas?

Los Comienzos en Chile

El testimonio bautista llegó a Chile por medio de inmigrantes europeos. El primer bautista que pisó suelo chileno en 1821, fue el educador Diego Thompson, proveniente de Escocia, fue invitado por Don Bernardo O'Higgins, para trabajar en la alfabetización usando el sistema lancasteriano, método de ensenanza a traves de la Biblia, cuya eficacia, había conocido el Director Supremo en Inglaterra.

En la década de 1880-1890 llegaron a Chile numerosos inmigrantes alemanes, radicándose muchos de ellos en tierras nuevas al oriente y al occidente de Victoria (región de la Araucanía), y entre estos venían muchos bautistas. Uno de ellos, Federico Meier, levantó un avivamiento entre los colonos y ellos organizaron a lo menos tres iglesias bautistas en esta década, una de ellas en Quillén, otras en Contulmo y Victoria. en un comienzo, celebraron cultos en aleman para luego hacerlo en el idioma vernaculo, se tuvieron en la localidad de El Salto. De esas reuniones comenzaron a salir los primeros hermanos nacionales.



En el escenario de las tradiciones cristianas, la Denominación Bautista moderna, está vinculada al sector evangélico del mundo cristiano.
Sin embargo no es hija de la Reforma Protestante, sino que sus raíces se nutren en el rico fermento de los principios de la tradición anabaptista (significa rebautizadores porque practicaban el bautismo sólo de creyentes) ligada a la Reforma Radical.

Dicho movimiento, como su nombre lo indica, promovía, sobre la base
de los principios bíblicos, propuestas radicales, en cuanto a la vida, organización y misión de la iglesia, por lo que se granjeó la enemistad tanto de protestantes (Reforma Protestante) como de católicos
(Contrarreforma Católica). Todo esto en el espacio Inglaterra, Suiza, Alemania, Holanda, Países Bajos, y en el tiempo siglo XVI.

El Pastor Guillermo McDonald

El momento decisivo fue con la llegada de Guillermo McDonald, escocés, de familia presbiteriana. En 1888 desembarcaba en Talcahuano con los suyos. Radicado hasta entonces en Estados Unidos, se había topado con un aviso en un diario inglés, con la firma del embajador chileno en Londres, dando facilidades para la inmigración de colonos a Chile. Cuando McDonald llegó, recibió del gobierno un terreno en Púa, y después otro cerca de Freire, con el puesto de profesor de escuela en la colonia de Duma. Ahí ejercía al mismo tiempo su labor evangelística, la cual se intensificó, al ser nombrado agente para Chile de la Sociedad Bíblica Americana. Con este cargo tuvo que recorrer el país de Sur a Norte, y llegó hasta el Perú como "colportor". Desde su arribo al Chile, McDonald había tenido la preocupación de formar una pequeña congregación, que en un principio hizo vida común, con los Aliancistas en Valdivia, Osorno, Río Bueno, Temuco y Victoria. Pero, pronto los puntos de divergencia doctrinal y administrativo se hicieron sentir, se separaron de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera.

La escisión comenzó en la Conferencia, o reunión anuel de pastores, tenida ese año en Valdivia. Era el año 1908, y organizada principalmente con el intento de solucionar esas dificultades. La Conferencia estaba compuesta por 15 personas. McDonald, con 4 pastores chilenos y 300 hermanos, se separó, orientándose a la enseñanza y doctrina bautista. El nuevo grupo pasó todo ese año sin organizarse definitivamente, hasta que, por iniciativa del mismo McDonald, vino a Chile el pastor W.B. Bagby, decano de los misioneros bautistas del Brasil y comisionado por la Convención Nacional Bautista de ese país. A raíz de su visita, se organizó la Unión Bautista de Chile en el pueblo de Cajón, cerca de Temuco, en Abril de 1908. Después la Unión se convirtió en Convención Bautista de Chile, siendo su primer presidente el pastor chileno Wenceslao Valdivia.


Primera mitad del siglo XX

En el año 1914, la Junta Misionera de la Convención Bautista del Sur, de Estados Unidos, de la cual históricamente los bautistas de Chile, han dependido, comenzó a enviar ayuda misionera a McDonald.

Alrededor de 1920, los bautistas chilenos inician un convenio de apoyo misionero, con los bautistas del sur de los Estados Unidos y en 1922 se forma en Chile la Sociedad Evangélica Bautista. Esta Corporación le da el marco legal a la obra bautista chilena en todo lo relacionado con el patrimonio y la puesta en marcha de proyectos educacionales y sociales como el Colegio Bautista de Temuco, El Hogar de Niñas, originalmente en Chillán, luego es trasladado a Temuco, El Consultorio de Antofagasta, El Seminario Teológico Bautista en Santiago, etc.

Hacia la década del 60, se contaba con mas de 80 iglesias con 8500 miembros, unas 120 propiedades, escuelas, un seminario, librerías y un fuerte programa de predicación por radio, asimismo vigorosas organizaciones de señoras y jóvenes.

Un Seminario Bautista para la preparación de pastores y predicadores funciona en Santiago desde 1939. Unos de sus primeros hombres y Director del mismo fue Honorio Espinoza, quien era abogado, egresado de la Universidad de Chile. Durante sus estudios universitarios ingresó a la Iglesia Bautista, y pronto ejerció el cargo de pastor asistente, para ayudar al personal dirigente norteamericano. Después llegó a ser pastor de la 1era Iglesia Bautista de Santiago, al mismo tiempo que ejercía su profesión. En el año 1936, lo designaron para iniciar el Semanrio Bautista, y con ese objetivo viajó a Estados Unidos, para estudiar en el Southern Baptist Seminary desde 1937 a 1940, apoyado por el pastor de la Dunn Church de North Caroline, donde fue un brillante alumno.

Al regresar a Chile, enseñó en el naciente seminario y llegó a ser rector del mismo, asimismo fue Presidente de la Convención Bautista de Chile, como también estuvo en la comisión para la revisión de la Biblia Reina Valera 1960.

El año 1947 nace jurídicamente la Convención Evangélica Bautista de Chile, corporación de derecho privado, que agrupó por más de 50 años a las congregaciones bautistas. Hoy somos una Corporación de derecho público, que agrupa a casi 500 congregaciones, con presencia en todo el territorio nacional con unos 30 mil miembros bautizados, alcanzando un radio de influencia de unas 100 mil personas. Los bautistas chilenos estamos afiliados a la Unión Bautista Latinoamericana y a la Alianza Bautista Mundial.

Nuestro principio matter es JESUCRISTO ES EL SEÑOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario