miércoles, 16 de julio de 2014

Musulmanes destruyen la tumba del profeta Jonás y queman 11 iglesias cristianas

Reconocido como un profeta por judíos y cristianos, la figura bíblica de Jonás es famosa por haber sobrevivido durante tres días en el vientre de un gran pez en lo profundo del mar, después de rehusarse a predicar en Nínive. La vieja tradición que indica la ubicación de su tumba en la ciudad de Mosul, territorio actual de Irak, acaba de ganar un capítulo triste. Desde la semana pasada surgieron rumores que sólo ahora han sido confirmados oficialmente y es que los miembros del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) violaron el local. Llamado “Younis” en árabe, la tumba de Jonás era un lugar que atraía a los visitantes y se encontraba en una mezquita que lleva su nombre. Zuhair al-Chalabi, un funcionario local, dijo que ISIS hizo esto durante un ataque contra los cristianos. Él lamentó que los miembros de ISIS no respetaran la tradición musulmana de reconocer los antiguos profetas sino que destruyeron la tumba del profeta Younis.
En la interpretación extrema de la ley islámica liderada por ISIS, que hace eco en los talibanes, todas las representaciones de personas y animales son idolatría y prohibidas por el Corán. El ISIS es un grupo yihadista, que se encuentra activo en Irak y Siria, de filiación sunita. Medio Oriente está dividido por dos comunidades religiosas: sunitas y chiítas. Los primeros comprenden al 90% del mundo musulmán. El objetivo de los terroristas de ISIS es ocupar una extensa porción de Asia, África e incluso la península ibérica. El mapa que muestra sus pretensiones territoriales es incluso más amplio que lo que pudo conquistar el Imperio Otomano cinco siglos atrás. Además de la destrucción de museos, mezquitas chiítas y tumbas en el territorio bajo su control, el Estado Islámico prometió erradicar los sitios arqueológicos importantes. El área alrededor de Mosul, la sede actual de ISIS, alberga 1.791 sitios arqueológicos registrados, incluyendo las ruinas de las cuatro capitales del imperio asirio. La ciudad fue escenario de varias batallas bíblicas que habla el Antiguo Testamento y, según la tradición judía y cristiana, fue fundada por el bisnieto de Noé, Nimrod. En esta ola de ataques, 11 iglesias cristianas fueron quemadas en la región de Mosul. Los líderes cristianos en Irak afirman que los musulmanes y los cristianos han vivido en paz por largo tiempo, pero temen que la violencia actual puede finalmente acabar con los casi 2.000 años de cristianismo en Irak. Se estima que los cristianos de Irak eran 1,5 millones en 2003 y ahora son apenas 400.000 en la actualidad. ISIS ha crucificado a cristianos rutinariamente, sus iglesias han sido destruidas y ahora están ofreciendo recompensas por la entrega de pastores y misioneros que viven en el norte de Irak.

4 comentarios:

  1. Muchisimas bendiciones desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ESTOS NO SON MUSULMANES. EL ISLAM ES UNA RELIGION DE PAZ.

    ResponderEliminar
  3. QUISIERA CREER ESO, PERO MIS HERMANOS EVANGELICOS SIGUEN SIENDO ASESINADOS

    ResponderEliminar
  4. QUISIERA CREER ESO, PERO MIS HERMANOS EVANGELICOS SIGUEN SIENDO ASESINADOS

    ResponderEliminar